HomeNoticiasOleander: productos ecológicos sin gluten

Oleander: productos ecológicos sin gluten

Oleander nace en el año 1992 en el Baix Camp, una comarca de Tarragona que tiene como cultivo tradicional la avellana. Desde el primer momento, su pensamiento se orientó hacia todo lo ecológico, y se ha potenciado hasta el día de hoy.

En Oleander todos los productos son ecológicos y sin gluten ni trazas de gluten, producidos de forma artesana. Los ingredientes usados para las elaboraciones son cuidadosamente seleccionados según su origen, sabor, variedad y calidad. Hoy día, Oleander Bio es una de las primeras empresas españolas de su sector y sus productos se pueden encontrar en las principales tiendas especializadas de España, en la mayor parte de los países europeos y poco a poco se está introduciendo su presencia también en otros continentes. Todos los productos de Oleander están certificados por organismos oficiales que avalan la ausencia de productos químicos como pesticidas, insecticidas o semillas manipuladas genéticamente. Además, la empresa también se preocupa de poner en valor el trabajo de los agricultores con los que colabora potenciando los productos propios de cada geografía y protegiendo el medio natural en el que se cultivan.

Productos variados
Sin duda, la especialidad de Oleander son los frutos secos y los productos derivados de ellos, especialmente las avellanas y las almendras de cultivo propio. De hecho, Oleander sigue trabajando con los mismos agricultores con los que comenzaron a desarrollar el cultivo ecológico. Sin embargo, también trabajan con frutos secos exóticos y frutas deshidratadas que vienen de países lejanos y en ese caso, no solamente se vigila de la misma manera la calidad y la variedad sino también a los productores de origen y la menor huella de CO2..

Los celíacos agradecemos también los cereales sin gluten de Oleander hechos a partir de arroz y quinoa. Se utilizan pocos ingredientes en su elaboración por lo que resultan ser tan sanos como deliciosos y aptos para desayunos y meriendas. Una de las especialidades de Oleander son las cremas entre las que destacan las pastas de avellana y almendra, crunchys 100%, frutos secos y cremas como Magicao, una crema untable de avellana y cacao sin aceite de palma que no lleva gluten ni lactosa. Además, también son recomendables sus cremas con sésamo. Encontramos el tahín, una crema de sésamo tostado completo con sal, y el tahín blanco que se fabricada con sésamo pelado y crudo sin sal. Por último y cómo no, también disponen del conocido hummus, elaborado con garbanzos ecológicos cultivados en una finca próxima. Entre los ingredientes usados para su elaboración incluyen su propio tahín por lo que el resultado es un hummus de sabor suave y con identidad propia.

Otra de sus especialidades es la pasta sin gluten hecha de arroz o de arroz y quinoa traída desde Bolivia. Esto último es posible gracias a un acuerdo de colaboración de comercio justo entre especialistas en pasta de arroz y quinoa y los agricultores de quinoa. Estas pastas se caracterizan por procurar una buena digestión y tener una textura y un sabor excelentes. Oleander también se dedica a la fabricación de condimentos como el gomasio y el sésamo molido. El motivo de moler la semilla de sésamo se debe a que, de esta manera, su alto contenido en calcio es mejor absorbido por el organismo. Además, es un condimento ideal para añadir sabor y nutrientes a cualquier plato. Para los amantes de la sal, Oleander propone su sal con hierbas. Se trata de un tipo de sal al que se agregan nueve tipos diferentes de hierbas aromáticas de cultivo ecológico. Resulta perfecta para dar sabor a la comida de una forma sencilla. No podían faltar en el catálogo los chocolates elaborados con avellanas y almendras y aptos para celíacos y veganos.

Su sabor delicado y sus nutrientes hacen que estas barras de chocolate sean un capricho que merece la pena. Oleander también ofrece aceite de oliva virgen extra hecho con olivas arbequinas y prensado en frío. Su sabor es afrutado y dulce pero conserva las leves notas de picor y amargor que caracterizan sin duda al aceite de oliva virgen extra y lo hacen reconocible en todo el mundo.

Share With:
No hay comentarios aun

Deja tu comentario